El feminicidio es el asesinato de mujeres por el hecho de ser mujeres

Una pandemia prevenible

Jurídicamente, desde hace algunas décadas en Colombia se viene reconociendo la igualdad entre hombres y mujeres, pero la igualdad material aún parece remota.

La discriminación por razón de género persiste, la violencia contra las mujeres es letal y atraviesa la vida de todas.

El feminicidio como máxima expresión de violencia y discriminación contra la mujer es la manifestación de una sociedad donde persisten las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres, y cobra la vida de aproximadamente mil mujeres al año en el país.

La magnitud del feminicidio demuestra que queda mucho camino por andar, y que todo esfuerzo será en vano si la sociedad no reflexiona sobre las conductas cotidianas que naturalizan la violencia contra las mujeres, atenúan su gravedad y responsabilizan a la víctima.

Origen y alcance del término

La oleada de violencia que afecta a diario miles de mujeres en el mundo fue vista por décadas como un fenómeno sin particularidad alguna.

En el primer tribunal internacional de la mujer, celebrado en 1976, la feminista Diana Rusell empleó por primera vez el término femicide para referirse a la forma de violencia extrema que termina con la vida de las mujeres, producto de condiciones sociales que legitiman la desigualdad de género.

En América Latina, fue la antropóloga Marcela Lagarde quien introdujo este concepto en 1994, traduciéndolo como feminicidio.

El feminicidio es la manifestación más brutal de una sociedad patriarcal y se refiere al asesinato de una mujer por el hecho de serlo, el final de un continuum de violencia.

Este fenómeno ha sido clasificado según la relación entre víctima y victimario en cuatro categorías atravesadas por las diferentes opresiones que viven las mujeres día a día:

 

Clasificación del feminicidio: 1feminicidio por pareja íntima, 2 feminicidio por familiares, 3 feminicidio por otros conocidos, 4 feminicidio por extraño

 

El feminicidio, el asesinato de mujeres por el mero hecho de ser mujeres, arroja cifras cada vez más escalofriantes. Este tipo de violencia no conoce fronteras y afecta a mujeres y niñas de todas las edades, de todos los estratos económicos, de todas las razas y de todos los credos y culturas. Desde las zonas de conflicto hasta los espacios urbanos y los campus universitarios, se trata de violencia que nos obliga a todas y todos a actuar como agentes preventivos de esta pandemia y a tomar medidas ahora.

Phumzile Mlambo-Ngcuka

Directora Ejecutiva de Onu Mujeres
recuerda, el machismo matarecuerda, el machismo mata